martes, 14 de noviembre de 2017

domingo, 24 de septiembre de 2017

Click,click, trap

Desde una ventana siempre observas,
click, click, tú, el sin agallas,
desde una ventana en las sombras, siempre observas

Click, click, sabes todo de ella,
click, click, scroll, scroll, 
ya no es suficiente

Desde una ventana siempre observas,
desde una ventana has aprendido todo de ella
y en las noches te tocas pensando en ella

Click, click, empecemos una conversación desde las sombras
tap, tap, tap, la has hecho reír,
tap, tap, tap, prosa barata, 
tap, tap, tap, ya tienes una cita 

Click, click, click, scroll, scroll, scroll, memoriza todo 
corre, no llegues tarde, tú corazón palpita,
ya no hay ventanas, solo son tú y ella, frente a frente
¿Qué harás tú el sin agallas? 

Ella te mira y sonríe mientras intentas ocultar tu nerviosismo,

sonríes con ese aire infantil que a ella le parece encantador

ya es tuya

no demores

cierra el trato


¡bésala!      

por: Nanase Barcelata 

martes, 12 de abril de 2016

Adios mi lolita

El momento que creí que nunca llegaría llegó, ni si quiera sé como decirlo para que no suene crudo y agresivo, tampoco quiero herir sensibilidades sacando a la luz las cosas que sé y tampoco quiero armar un drama, estoy cansada de tantas cosas, y me he dado cuenta de tantas otras que no existe ningún otro remedio para mi que seguir este camino ¿Qué camino es? Mi camino, el que he seguido siempre, el de ser yo misma y vivir la vida a mi modo y a mi gusto, algún tiempo hondee con gusto la bandera otaku, misma que hoy desprecio, también orgullosa porté la etiqueta lolita, hoy simplemente no tiene más sentido para mi, atesoro cada momento vivido en esta cultura pero ya se acabo.

¿Qué pasó? ¿Soy muy vieja para el lolita? ¿Las lolitas son malas personas y ya no quiero convivir con ellas? ¿Cambié de tribu? ¿Yo cambié?

Nada de eso, realmente yo en esencia no he cambiado y las razones por las que entre al lolita siguen vigentes en mi corazón, pero el lolita sí cambió y los valores actuales de esta comunidad no son compartidas por mi persona, sencillo.

El lolita no es un cuento de hadas, ya no se trata del arte, ya no se trata de modales y refinamiento, al menos no en mi país, para mi el lolita es más que moda y lucir kawaii o eso era al menos para mi pero de nada sirve que un puñado de personas pensemos así, ya que las reglas la dicta la mayoría y no tengo intenciones de sentarme a la mesa con mujeres que no tienen idea de como servir el té y que no conozcan la diferencia entre Retro y Vintage entre otras miles de cosas que me parecen molestas y sin sentido, no me quiero sentar a la mesa a platicar de nuestros shippings y quedarnos calladas durante toda la velada porque no hay más nada en común. Me uní al lolita para huir de lo vano y superficial y terminé metida en algo mucho peor.

No me he rasgado el corset, no he tirado mi ropa, y mucho menos dejaré de usar lo que he ido coleccionando a través del tiempo, ni dejaré de confeccionar, cosa que me produce tanto placer, simplemente si alguien me pregunta si soy lolita lo negaré, y si me preguntan ¿de qué vas vestida?sonreiré y diré: de mi misma...


                                                  

Al cabo que nunca seguí las reglas

miércoles, 5 de agosto de 2015

Goodbye "my little girl"

Existe una edad donde la autoestima es frágil y somos impresionables, queremos ser la "dancing queen" que todo el mundo nos mire y admire, y es más, que nos envidie, y trabajamos en exceso para que eso suceda, unas con más éxito que otras. Algunas decoran sus carpetas escolares en exceso, otras llevan la mochila y los tennis (zapatilla deportiva) más cool junto a un buen peinado entre otros accesorios. En la actualidad otras cosas juegan un rol importante en esto de destacar como son los celulares, laps, entre otros, todo para conformar el perfecto cuento hadas...

Sí, esa era yo, esperando la llegada del príncipe azul que cumpliera todos mis sueños realidad, desde la proposición romántica debajo de la luz de la luna, hasta el costoso vestido y los zapatos más anhelados acompañado de celebraciones por cada mes cumplido, cada uno adornado con flores miles, cartas llenas de poemas, y todo acompañado de su propio  soundtrack. 

Esta era yo, una niña estúpida que había convertido a su novio en una extensión de su padre, al que le extendía la mano y él aportaba, al que podía llamar de larga distancia para que le comprara una cajita feliz o una pijama, el hombre al que le contaba todo, sin censuras, con el que me quedaba dormida en medio de la sala, entre risas y envases de comida japonesa; creí que sería así para siempre aunque no veía el futuro y sinceramente me aterraba. Soñaba con ser como Miwako y que nuestra vida terminara como la de ellos, esforzándonos juntos por un sueño, por MÍ sueño (que estúpida), pero vaya que lo intentaste. Si de algo sirve a estas alturas muchas gracias.

Al ser mi primer novio, creí que así debía ser una relación, obviamente el siendo más grande que yo y teniendo la posibilidad de construirme, sabe dios con que esfuerzos ese cuento de hadas que me había deslumbrado, tanto que cuando salí a la realidad me dí cuenta que ya no era la "niñita" de nadie, casi casi desamparada y huérfana, buen golpe que me dí.

Las flores se marchitaron, los vestidos pasaron de moda y mis zapatos dieron de si. Los guardé lo más que pude pero un día tuve que decirles adiós, entre muchos otros preciados objetos que formaron parte de nuestra historia, la mayoría frágiles y de poco valor monetario.

Lloré mucho mis errores, lloré mucho tu ausencia, lloré mucho tu inseguridad y falta de apoyo, lloré, lloré y lloré porque no podía creer que todo nos hubiera explotado en la cara, como un hermoso pastel que no cuidamos en el horno, y todo el esfuerzo no hubiera valido para nada, estaba furiosa, contigo y conmigo, porque me vi en el espejo y ya no era esa niña, más bien ya era un adulto, y mi preciosa adolescencia te la habías llevado contigo e irremediablemente está ligada a ti.

¡Devuélveme mi juventud! Quisiera gritarte, ¿Por qué me malcriaste? ¿Por qué no me dijiste que afuera no era como me lo habías pintado? ¿Si me amabas por qué no me preparaste para lo peor?, Da igual, ya lo entendí, ahora lo sé, mis sueños son míos nada más, y solo yo podré lograrlos.

Ya no soy la niñita de nadie, ya no tengo quien me cuide y proteja, pero tengo quien me eche porras y me guié por el camino correcto y que si me raspo, me diga "no te detengas", tal vez no sea un cuento de hadas, tal vez la realidad es demasiado cruda, beige o gris en vez de rosa tal vez así es la vida adulta no sé, no lo sé pero soy feliz, feliz de poder decir "yo lo hice, yo lo logré".

¿Cuál es la moraleja o conclusión? Se los dejo de tarea.

lunes, 6 de julio de 2015

In to the gamer zone


El sábado pasado pasé un día de lo más lindo con mi novio, decidimos concentirnos mucho este fin de semana porque me voy de viaje 1 mes y no nos veremos en ese lapso (sob sob T_T)

Primero me llevó a desayunar a mi lugar favorito donde sirven waffles belgas, y después nos pusimos cómodos en mi depa para estrenar nuestro juego de PS3 nuevo "J-stars victory vs +" . Estábamos muy emocionados por jugarlo ya que es un juego de batallas ¡con más de 30 personajes de la Shonen Jump! mi corazón friki estallaba de emoción y como lo compramos en la preventa, nos realaron un vaso conmemorativo super cool para café. El juego nos dejó sin palabras, más adelante en la semana estaré haciendo una reseña, ya que me he animado a abrir un blog donde pueda platicar de cosas ñoñas....

Después de jugar unas rondas con los pocos personajes disponibles jugamos algunas otras rondas de League of legends, lo cual estuvo bien entretenido y me sentí muy cómoda y romántica jugando en el mismo equipo que mi pareja, no hay como saber que te protegen cuando estás a punto de morir (L)...

Pues si me estoy adentrando al gamer world, ya que mi novio, Mr. Viper, es un gamer consumado, división diamante en LOL y es algo que a aunque el no le da importancia, a mi me encanta presumirla ya que sé cuanto esfuerzo le costó mientras que yo soy solo una noob *u*

Sé que esta entrada no es nada loli-loli-desu pero si ven la imagen ¡mi control es rosa! jaja no se crean pues esto es algo que desde hace muchos años había querido hacer, y pues todo empezó con  un día que acompañe a Mr: Viper a la tienda de video juegos y vi "Alice Madness Returns" si, un juego basado en Alicia en el país de las maravillas, (también haré una reseña de eso), y bueno, lloré y grité que lo quería a lo que mi amado contestó "No tienes consola" y yo le dije "¡No me importa! Alguien me la puede prestar!"...Me fui de la tienda sin nada en las manos y con el corazón un poco roto pero después de 1 mes ya tenía mi propia consola y a la semana mi juego de Alice. En este momento poseo 4 juegos que he comprado más 2 que venían con la consola que compramos de segunda mano ya que es un PS3. Por otra parte inicié en LOL casi tan pronto como empecé mi relación con Mr.Viper ya que el deseaba compartir ese mundo conmigo así como yo comparto con él mi amado lolita.

¿Creen que una lolita puede ser gamer a la vez? ¿Como visualizan el ser gamer y lolita? Para mi son muchas preocupaciones llevar a cabo las dos cosas pero si se puede, controles rosas es lo menos, ¡hay tantos juegos hermosos que se pueden disfrutar! Me gustaría saber cuantas lolis se consideran gamers y cuantas juegan juegos online tipo League of legends.


domingo, 31 de mayo de 2015

Modales en la actualidad

¿Qué son los modales? ¿Una forma de actuar que divide a la sociedad en clases o una necesidad de civilidad? ¿Como lolitas lo necesitamos o no tiene la menor importancia?



Bueno, los modales son un código de conducta escritos y descritos desde la antigüedad, son sujetos a cambiar con el paso del tiempo y según la geografía y son extremadamente importantes para la convivencia entre los seres humanos, nos evita ofender y que existan malos entendidos.

En el lolita existe cierto fenómeno, y sobre todo en México, el cuál es mi país y del único que realmente puedo hablar. Ocurre que si bien sí  existe  una diversidad de clases sociales, la mayoría son de clase media baja a baja. (¿Es raro que estén jugando a las princesas? La verdad no) y unas otras cuantas de una posición social un poco más elevada y realmente muy pocas chicas con muy buen poder adquisitivo. No parece ser algo muy importante realmente, todas tenemos el mismo gusto y nos entendemos muy "bien" en los grupos...

El desastre ocurre cuando las ponemos todas juntas en algún meet up...

Empecemos por el momento en el que llegan las chicas al lugar acordado.

1. Puntualidad; esa es la falta de respeto número uno que todas debemos tomar en cuenta, llegar como una diva para que todo el mundo te vea no es correcto, ser la primera, no debe darte ansias tampoco, lo correcto es que lleguen todas a la vez y lo correcto es que no se espere a que llegue la última persona ¿La tolerancia? 10 minutos después de la primera persona en llegar después de la hostess quien por supuesto debe llegar antes que nadie. ¿Por qué después de la primera persona y no la última? Pues no sería justo esperar 10 minutos después de la última si la primera ya esperó digamos 15 minutos, en lo que llego la última. Respetemos el tiempo de los demás.

2. Presentaciones; lo ideal sería que la hostess ya conociera a todos los asistentes, para que pudiera introducir a sus invitados de la mejor manera, mucha gente se adorna demasiado y otra es muy timida para platicar de si mismo. La mejor manera de presentar a tus invitados es diciendo su nombre, si viene de una ciudad distinta, su ocupación y algún dato que te parezca interesante o agradable, y lo mejor es dejar de un lado si está casada o tiene hijos a menos que estén presentes.

3. Conversación; la hostess tiene que ser lo suficientemente hábil para poder moderar la conversación por aguas tranquilas y no hacer cambios abruptos donde se evidencie la censura de algún invitado.
Algunas chicas son muy escandalosas y no dejan hablar a las demás que son más reservadas y tímidas, otras no dudan en gritar a los 4 vientos sus ideales sin tomar en cuenta sentimientos ajenos, en fin, malos entendidos al por mayor, aquí es donde el hecho de ser de clases sociales distintas afectan. Sé que ese tema asusta pero no es más que la verdad, la percepción de la vida cambia según lo vivido, y así como es imposible que  haya vivido lo mismo una chica nacida en la costa que en el centro del país, es muy distinto si fuiste a una escuela de paga o gobierno, si creciste en una área departamental o en una ranchería, etc. y sin duda quienes tengan antecedentes más parecidos sentirán afinidad y armaran bandos, y una host no quiere eso, y he ahí la inestabilidad de muchas comunidades.


4.- La comida; un tema que genera estrés a las señoritas de clases más refinadas, puesto que el entrenamiento empieza desde la infancia a punta a veces hasta de reglazos, y una vez que lo dominas siempre existe el miedo de fallar. Sabes que está mal y que está bien y que no harías nunca ni sola en casa y todo parece ir bien en las comidas familiares y con tus amigos pero en un meet up las cosas se pueden poner tensas, tu esperas mostrar lo mejor de ti, pero no cuentas con que hay chicas sin la menor educación o instrucción al respecto de la cubertería y la forma de tratar a el servicio, las reacciones pueden ser variadas, desde enojo, indignación, asco y burla. Al final todo se resume en segregación.


 Soluciones 

1.-Como hostess tienes una responsabilidad, y es lograr que la velada sea lo más placentera posible. Regalar cosas solo es un chantaje para hacer que tus invitados aparezcan en tu reunión. Si lo que realmente deseas es que tus invitados aparezcan y la pasen bien pero no se te da muy bien el rol moderador, elige personas que sepas de antemano que se llevan bien entre sí o que crees que podrían llevarse bien, o agrega a una persona nueva a tus reuniones usuales. No es necesaria la convivencia entre toda la comunidad. Recuerden que somos una subcultura, y cada una tiene la suya propia fuera del lolita, si quisiéramos que existiera una verdadera unión y entendimiento, debería haber un código de modales, usos y costumbres propios del lolita, lo cuál está lejano en suceder.

2.- Hazte respetar; la situación de la impuntualidad no va a cambiar si las hostess y los invitados lo siguen tolerando; si la reunión no ha empezado después de 30 minutos tienes todo el derecho a indignarte, retírate sin hacer escándalo o propón empezar. Como Hostess, respeta a tus invitados e inicia a la hora acordada, no hagas recapitulacion de la conversación por un invitado que ha llegado tarde (tus maestros no lo harían ¿o sí?). Necesita haber consecuencias, sin llegar a extremos infantiles.

La actualidad

En la actualidad nos enfrentamos a nuevas situaciones a las que nuestros padres no se enfrentaron y por lo tanto no nos prepararon para percibir como malo, sin embargo es un poco lógico que las siguientes cosas que estoy a punto de mencionar deban estar por demás tachadas como mala educación.

1.- Si tu interlocutora comenta que está casada lo natural es felicitarla, preguntar como se llama y cuanto llevan de relación, no preguntes nunca a que se dedica, tu cara de felicidad se puede desvanecer si la respuesta es desilucionadora, no todas se casan con arquitectos o doctores.
Si la chica es muy joven o menciona que vive en unión libre, evita poner ojos de plato y sonríe y felicítala pero no preguntes detalles íntimos, evitarás incomodar y una platica probablemente muy aburrida.  

2.- Celulares; en silencio o vibrar si esperas una llamada sumamente importante o tienes una situación delicada en casa. No voy a ahondar demasiado en este tema pero simplemente si te interesa más que sucede en tus redes sociales, mejor quédate en casa o reúnete con quienes si te interesan. Una vez más hazte respetar y menciona si la situación te incomoda, también puedes retirarte y si eres tú quien deben contestar una llamada o mensaje, disculparse es lo adecuado. Evita incomodar a los demás y distraer.

3.- Selfies y fotos; son divertidas y a todas nos encantan pero mejor espera a que  sea la hora del convivio libre o designado a las fotografías. No le tomes foto a todo y a todas, a muchas les incomoda o molesta pero no saben como decirlo, lo mejor es pedirle  a la chica si desea ser fotografíada, de esta manera tendrás una mejor foto. Además admitamoslo, la mayoría no tiene idea sobre fotografía y los celulares tienen muy poco calidad para tomar fotos halagadoras.

4.- Lenguaje; es fácil, habla como si le hablaras a tu madre o a tus maestros, respeta a tus compañeras, no todas son tus intimas amigas y recuerda que estás en un lugar público.

Somos lolitas, tal vez no somos princesas pero tampoco camioneras, todas tenemos una idea distinta de lo que es, pero con o sin atuendos, los modales o la falta de ellos te abrirán o cerrarán muchas puertas, considera que lo anterior que acabo de mencionar no es exclusivo de un meet up lolita, puede presentarse en cualquier momento de tu vida.


Literatura recomendada:

"Guía de etiqueta para jóvenes" de Sarah Ivens.

martes, 17 de febrero de 2015

El increíblemente alto precio de la singularidad


"Quiero ser una Lolita" dices. "Se una" te respondo "¿Por qué quieres ser Lolita?" " Porque está de moda, porque mis amigas lo hacen…"  Si ese es el caso, no tienes derecho de usar el Lolita. Si haces lo que las demás hacen, sólo lucirás como una Lolita. Pero quiero que pienses en algo. ¿Por quién tú vives? Piensas que quieres ser tu misma, pero tienes miedo al aislamiento. Gritas que quieres ser libre, pero te conformas con seguir lo convenido. Cuando te elogian por algo te sientes feliz por eso, ¿estas realmente satisfecha?
                                                                -extracto del poema "Reglas del lolita" por  Novala Takemoto
 
Y ahora yo te pregunto ¿Si no hubiera una comunidad en tu ciudad seguirías siendo lolita? Más importante aún ¿Te atreverías? No sé cuantas veces he leído "Es que no hay otras lolitas en mi ciudad" y no se cuantas he escuchado "Pero me visto cuando llegue a el restaurante" Eso me hace pensar en que seguro sienten vergüenza, pero más me avergüenzo yo al ver que traten de esa manera al lolita, como si fuera un fetiche, o un sucio secreto, y entonces no me sorprende que las que si nos atrevemos suframos del acoso de público si en nuestras propias filas tenemos traidoras ¿acaso no tienen orgullo? ¿Vives para ti o para la opinión pública? ¿Cuantas lolitas de closet existen? ¡Tengan orgullo de ser distintas! ¡De eso se trata!

No, no todas son lolitas orgullosas y valientes guerreras, ahí tenemos a las lolitas de corazón que no se atreven a dar el paso y se conforman con suspirar, y las famosas itas que están en esa linea del si pero no porque hay cosas más importantes que volcarse a un estilo de vida tan anormal, pero seamos consideradas, tal vez ellas son más inteligentes porque las que llevamos en alto la bandera del lolita, y lo portamos con orgullo muchas veces somos discriminadas incluso en la propia comunidad si nos atrevemos a desafiar la voz de la mayoría, y es porque las que deseamos ser diferentes pagar el precio.

Toda esta reflexión llegó a mi después de una tarde de Starbucks con mis amigas "unlolis" (lo que no significa que sean seres humanos comunes si no que todo lo contrario).Tengo a los mismos amigos desde la prepa, unos más unos menos, algunas relaciones se hicieron más intimas de lo que jamás pensé y otras simplemente se desvanecieron, sin duda ninguna es la misma de antes, no sé exactamente que sucedió ¿Fue la edad o la distancia lo que nos cambió? ¿O simplemente la gente se harta de ciertas personas? ¿Cómo el cariño se vuelve intolerancia? ¿Cómo la terquedad se vuelve tolerancia? ¿Cómo es que mis mayores virtudes son a la vez mi propia maldición?



Orgullosamente rara

Si, maldición, recuerdo bien los horribles detalles de la primaria, aislada de los demás niños creciendo extraña sin la influencia de la tele de cable ¿De verdad ese factor me hizo ser tan particular? Nunca lo sabre, el caso es que pasé muchos años sin saber de que demonios hablaban los demás, esas cosas que te hacen popular, como saber de artistas y series, una cuestión que a la fecha me tiene sin el mayor cuidado, a pesar de que mis amigas me presionan para poder convivir, y yo insisto que nuestras vidas son más interesantes, pero en fin. La falta de cable no es mi maldición si no lo que esa falta de coordinación con lo que existía allá afuera  me hizo a mi, tampoco fue el hecho de ser la rara con gustos particulares, si no que al ser pequeña y de mente frágil cuando si me afectaba el "no estar a la moda" tuve que protegerme porque sentirme mal todo el tiempo no estaba bien, era mucho estrés y un día mi mentecita inconscientemente desarrolló sus defensas, se alzaron los muros y se creo una enorme fortaleza llamada ORGULLO.

Para la adolescencia ese castillo de orgullo ya tenía sus cañones, cañones que disparaban desprecio a todo aquello que fuera corriente y vulgar (entendamos por corriente lo común y por vulgar algo que es accesible para todos, por lo tanto que no es exclusivo).
Entonces el lolita llegó a mi vida, total y completamente acorde a mis gustos desarrollados por la literatura de siglos pasados y me enamoré, era feliz con esa belleza que había descubierto, era mio, era solo mio, era intimo y único y nadie mas lo tenía, todo un tesoro que ambicionaba poder lucir pero cuando más lolitas llegaron a mi vida los problemas iniciaron en mi mente, ya no era tan único ni tan intimo, ya era compartido, pero logré calmar mis ansias, nos convertimos en amigas y hasta ahora las cosas son así, luego la comunidad empezó a crecer y eso que yo amaba eso tan intimo empezó a llegar a manos de todos, a la gente común, a la gente corriente, y mi tesoro empezó a devaluarse cada vez más.

De lo raro a lo main stream

Nanase (Junio, 2010)
¿Cuántas veces has escuchado que dejan de hacer las cosas porque se volvió muy main stream?  Yo muchas y me incluyo, aún genero desprecio e intolerancia por esas cosas populares que todo el mundo quiere, de hecho ansío pintarme el cabello de rosa y tatuarme pero me niego porque ya todo el mundo lo hizo, al menos me queda la satisfacción que yo usé el cabello de fantasía con el sweet antes de que fuera bien visto. ¿Pero puedes culparme? ¿Puedes culparme por querer tener algo que sea solo mío? ¿Algo intimo y personal el cual llevar con orgullo? ¿Nunca haz experimentado esa bella sensación de descubrir una canción que aparentemente nadie más conoce y disfrutarla como si fuera un chocolate a escondidas cuando no debes?  Si, sé lo que estas pensando, esto es contradictorio con lo que dije al principio y que seguramente soy de esas lolitas que miran mal a otras que no hacen bien sus coordinados, y tienes razón ¿Pero como más te explico el sentimiento que se genera al ver que algo que amo tanto es maltratado? No, no es desprecio, es tristeza.

El síndrome del copo de nieve

Bueno, creo para estas alturas ya se habrán hecho la impresión de que soy una horrible persona, pero ese no es lo que nos compete en este post;  si soy elitista, me gusta ser única, diferente, y que la gente me mire como una criatura singular fuera de este mundo y me molesta que que mis particularidades se vuelvan normales, no es lo mismo que digan "¡Wow! ¡Tiene el cabello rosa!" a "Otra de pelos pintados" y así crecí, siendo distinta, con  orgullo de ser quien soy porque me aferro a eso que ha sido mi personalidad, ser rara y diferente han sido mis adjetivos de siempre y no serlo me molesta, tal vez me asusta, y aunque con el tiempo me he dado cuenta que no somos copos de nieve, esforzarte en serlo lástima.

El increíblemente alto precio de la singularidad

Si, ser un copo de nieve lastima, porque cuando estás sola en tu casa viendo tus series, leyendo tus libros y disfrutando tu música, y comiendo lo que te gusta no sucede nada, pero cuando lees las conversaciones del chat del what'sapp donde tienes a un grupo de amigas y te das cuenta de que no puedes seguir la conversación, y no por falta de medios (internet o cable) si no porque estás negada a leer Lord of the Rings o ver todas las películas de Marvel o porque no sabes quien demonios es Chris Pratt (actualmente si sé quien es) es como un Déjà vu, juro que he intentado ver algunas películas, y leer algunos cómics, pero simplemente no lo logro del todo y me sigo auto saboteando, sin embargo por el bien de nuestra amistad he hecho mi mejor esfuerzo en tolerar las conversaciones incluso cuando estoy asolas con una de ellas, tolero todas sus propagandas y alegremente les comento lo que opino sobre sus musculosos actores y sus brillantes cómics, celebro con ellas y las entusiasmo, les paso cosas que encuentro sobre esos temas (que están en todas partes) y demás, creo que soy buena amiga e ingenuamente creí que si yo les mostraba mis cosas serían reciprocas, que si yo les compartía mis gustos ellas mostrarían mi mismo entusiasmo, pero no, eso es lo que hace daño, esos post sin responder, ojos que se giran cuando menciono a mis amores y burlas sobre mis gustos, nuves de what'sapp ignoradas como gritos que se pierden en una multitud, sé que eventualmente me replegaré a mi misma, me saldré de los grupos de fb y whapp, y seguiré en mi soledad, en mi castillo, ese construido de orgullo, y simplemente me río al pensar que yo no las busqué, ellas me buscaron, yo nunca tuve intensiones de hacer amigos ¿Pero porque no quiero ceder? ¿Lo sensato es ceder porque ellas son mayoría? Entonces tendría que desvanecer mi orgullo y unirme a la masa, una pequeña masa pero masa al final de cuentas, pero aunque lo hiciera seguiría sintiéndome sola porque no dejaré mis gustos a un lado, porque mis gritos seguirán perdiéndose en la multitud, porque mis gustos seguirían sin ser compartidos.

Porque tener amigos 


Say, Kurama, Nanase, Lua (Dic., 2014)
Y seguimos con las incongruencias de los seres humanos y para ser más precisos las mías, si mis gustos se vuelven el de los otros dejan de ser valiosos según mi razonamiento infantil pero también me gustaría tener con quien "jugar", "No estaría mal prestar algunas de mis muñecas, mientras sigan siendo mías" Eso piensa mi niña interior y eso es lo bueno del lolita, aún que haya personas que hagan un mal uso siempre será muy mio, porque yo sigo mis propias reglas, porque siempre puedo esforzarme en ser mejor y siempre será intimo, porque para mi significa algo muy especial en mi vida, que aunque alguien más lo sienta no importa, porque mis sentimientos siguen intactos, y compartir mi experiencia me ha llevado a conocer muchísimas más personas que las que imaginé y eso lo logré siendo diferente, siendo autentica, siendo yo, la rara del salón.

La soledad
Es un alto precio porque nadie quiere estar solo del todo, porque quieres compartir tus pasiones, porque quieres compartir tus pensamientos, porque tener solo tu opinión no es sano, te hace intolerante, porque es divertida la convivencia y crea lazos que a veces son más valiosos que los de la propia familia y como a la familia se le atesora y es por eso que ser singular no es para todos, tienes que ser fuerte, orgullosa y decidida, en palabras más claras ser lolita es difícil y no es para todos, te hace diferente al resto ¿Pero qué motivos tendrías para pagar ese alto precio? Bueno, necesito un post completo para explicar lo bello de esta singularidad. Lo importante aquí es que puede que pierdas amigos pero ganarás compañeras de batalla.

Kurama, Nanase, Viper, Lua (Julio, 2014)